965 72 00 01 - Calle 19 de Abril, 34 - 03193 San Miguel de Salinas secretaria@sanmigueldesalinas.es

Historia

Situación Geográfica

SITUACIÓN GEOGRÁFICA

En torno a la Iglesia al pie de Los Alcores a 0º, 47’ de longitud y 37º y 57’ de latitud, a 20 kms de Orihuela dirección sureste.

 

EVOLUCIÓN POLÍTICO-ADMINISTRATIVA DE SAN MIGUEL DE SALINAS

 

El siglo XIX es el siglo en que quiebra el antiguo régimen y con él todo un sistema de vida e ideas provocando una serie de convulsiones y crisis que llegan hasta nuestros días.

El siglo XIX se caracteriza por haber una minoría de personas que intentan lograr un gran nivel técnico y una riqueza cada día mayor.

En este siglo nace la historia contemporánea de España y con ella logran la independencia numerosos centros urbanos que hasta entonces dependían de sus cabezas de partido.

Uno de esos pueblos fue San Miguel del Campo, que a finales del siglo XVIII tenía alrededor de 300 vecinos dedicados casi en su totalidad al ejercicio de la agricultura, pues “es tan fértil el suelo que aún casi abandonado en parte por falta de brazos, si vienen lluvias oportunas produce mucho trigo, cebada, barrilla y gran cantidad de vino y aceite”.

A la sombra de la Constitución de 1812, San Miguel de Salinas rompe la dependencia que le unía con Orihuela, a lo largo de toda la Edad Moderna, y en 1813 tiene su primer Ayuntamiento independiente.

El regreso de Fernando VII, tras la terminación de la guerra de la Independencia, puso fin a este amanecer administrativo español, una Real Cédula de 30 de julio de 1814 suprimió los Ayuntamientos Constitucionales.

1822: SAN MIGUEL Y SU PRIMER TÉRMINO MUNICIPAL

Las negociaciones no fueron fáciles; el ayuntamiento de Orihuela estaba muy dispuesto a no ceder, ante esto hubo que recurrir a la Diputación Provincial de Murcia por medio de tres oficios consecutivos en los días 7, 14 y 25 de mayo de 1822, de los que se hace eco la Diputación murciana el 18 de Junio, adoptando en la sesión del día anterior “la perentoria medida para la segregación y señalamiento de término a la Villa de San Miguel de Salinas”.

En la misma sesión del día 17 de Junio, la Diputación de Murcia nombró comisionado para la señalación del término a Juan Pedro Dato Rosique, decano de los abogados de Murcia.

El día 21 de Agosto de 1822 llegó a San Miguel el comisionado, hospedándose en la casa del rico labrador Ramón Giménez, poco después vinieron los comisionados-diputados de los pueblos de Almoradí, Torrevieja y Jacarilla, pero no los de Orihuela, a pesar de las citaciones que les hizo el Gobierno Político de la Provincia, por lo que la Diputación ordenó a su comisionado que llevase a efecto su cometido y se procedió al amojonamiento de las tierras que constituirían el primer término de San Miguel, quedando terminado el 30 de Agosto.

En estos momentos, San Miguel contaba con una población absoluta de 2.018 almas, poco después esta población comenzó a decrecer, sin volver a alcanzar esta cota hasta comienzos del Siglo XX.

1823: PRESUPUESTO MUNICIPAL: SU REPERCUSIÓN

Con el nuevo año se estrena en San Miguel el nuevo alcalde, en Diciembre de 1822 fue elegido Manuel Ferrer, desempeñando el cargo de Secretario, Domingo Areujo; cumpliendo lo previsto por las leyes se envía el Presupuesto Municipal en Enero de 1823 a la Diputación Provincial de Murcia, que el 12 de Marzo manda su aprobación en los conceptos siguientes:

GASTOS

Secretario del Ayuntamiento……………………………………………………….2190 reales

Portero…………………………………………………………………………………………  700 “

Maestro de primeras letras…………………………………………………………. 1000”

Maestra de niñas…………………………………………………………………………    300”

Para las festividades de ley………………………………………………………….     150”

Gastos fijos………………………………………………………………………………….     600”

Gastos alterables…………………………………………………………………………      800”

Para Juzgado de Primera Instancia y otros…………………………………..   2800”

Por descubierto, para la instalación de Ayuntamiento………………….  5500 reales

TOTAL INGRESOS…………………………………………………………………………  14.040 reales

17 maravedís en arroba de aceite

17 en arroba de lana, 17 en cántara de vino, 17 por cada res que se consuma.

Un real en cahíz de trigo, un quintal de barrilla, un encargo de yeso.

1 real y 17 maravedís en cahíz de trigo

4 maravedís por cada kilogramo pesado en romana pública.

También la Diputación da el visto bueno al aprovechamiento de hierbas. Ante el ambiente encarecido que se vive en esta época, Orihuela envía 50 hombres del ejército para preservar la “Patria” y al mismo tiempo la Constitución.

1823: LA COSTA

La consecución del término municipal da lugar a innumerables problemas. Al sernos adjudicados unos cuantos kilómetros de costa y estar el contrabando en todo su apogeo, se nos notifica desde Orihuela que debemos protegernos de él y evitarlo en lo posible por el daño que causa a la Hacienda Pública.

Lo cierto era que la mayoría del contrabando, sobre todo de tabaco, entraba por la parte de costa que nos pertenecía, y al cual se dedicaban bastantes vecinos de San Miguel.

El día 4 de septiembre se produce un desembarco liberal en Torrevieja, Guardamar, El Pinet y La Marina. La alarma cunde pronto por Orihuela y se decide que se establezca un cordón de gente armada de todos los pueblos de la demarcación, correspondiéndole a San Miguel 75, pero casi sin terminar de organizarse, surge una embestida constitucionalista y desembarcan en Torrevieja muchos de sus efectivos, obligando a retirarse a los hombres que cubrían el puesto.

Aunque victorioso el grupo invasor, se hubo de retirar por la falta de apoyo de los locales.

Más tarde los rebeldes liberales reunidos en Gibraltar deciden atacar la costa.

Se manda al Coronel Francisco Catarla a defender Torre de la Horadada, Torre de Cabo Cervera, Torre de Cabo Roig y Guardamar.

Estas tropas se abastecían de los pueblos cercanos y San Miguel debía contribuir con 20 raciones de pan a la tropa de Cabo Roig.

Pero cuando todo esto ocurría, Fernando VII ya había anulado los privilegios que se habían conseguido en San Miguel.

A tenor de todo esto debimos seguir más de 100 años dependiendo de Orihuela.

1826: EL TERREMOTO

La etapa que podíamos llamar de esplendor iniciada por San Miguel en 1820, recibió un frenazo con la publicación del 1º de octubre de 1823 y quedó totalmente truncada con el catastrófico final de la década de los 20.

El 13 de septiembre de 1928 la tierra tembló sin que en San Miguel se notara. La noche del 14 al 15, las sacudidas fueron muy fuertes, ocasionando destrozos en Lorca, Orihuela y sobre todo en Torrevieja, rompiendo algunas torres y dejando sin agua muchos pozos.

Hasta el 15 de enero de 1829 continuaron los temblores y en el día siguiente se rebajó la intensidad, pero corría el décimo día, sábado 21 de marzo, cuando un tremendo terremoto de grado 10,5 sacudió la ciudad.

El ares que abarcó fue tremenda: Rojales, Benejuzar y Torrevieja.

Hemos de partir que en nuestra zona se encuentra una de las posibilidades más seguras de que ocurra el gran terremoto, al ser una zona de cambios constantes y estar sujeta al capricho de las fuerzas telúricas.

Los primeros socorros, para nuestra zona, vinieron de la Casa Real, cosa harto rara, dado el carácter de nuestros vecinos.

1836: NUEVO Y DEFINITIVO AYUNTAMIENTO

El 29 de septiembre de 1833, muerto Fernando VII, España entra en otra etapa. Consciente de las ventajas de las que podía disfrutar poseyendo la autonomía, San Miguel solicita la independencia, y tras varias reuniones con Orihuela todo queda igual hasta el año 1896, en el que por una ley de 24 de agosto, se ordena que se proceda a la rectificación de cartillas evaluatorias de la riqueza rústica y pecuaria, formando un catastro de cultivos y un registro fiscal de medios rústicos y ganaderos, de todos los términos municipales de España.

San Miguel piensa que tiene abierta una nueva vía para solicitar de nuevo su independencia, pero de nuevo la respuesta es negativa.

1837: EXPEDIENTE PARA JUSTIFICAR EL TÉRMINO MUNICIPAL QUE EN 1822 FUÉ CONCEDIDO A ÉSTE MUNICIPIO
1945-1955: ÚLTIMO Y DEFINITIVO INTENTO

A principios de 1945, el Ayuntamiento de San Miguel, presidido por José Andrea Zapata, se dirige al Gobierno Civil solicitando por enésima vez el término que le correspondía.

Aquí arrancó un largo proceso que culminaría diez años más tarde bajo la alcaldía de Joaquín Martínez Pérez, cuando por el Decreto de 4 de marzo de 1955 se aprobó la segregación de parte del término municipal de Orihuela y su consiguiente agregación al de San Miguel de Salinas, efectuándose el deslinde el 20 de abril de 1

Pin It on Pinterest

Shares